lunes, 8 de agosto de 2011

Emilio Sosa López (1921-1992)



Dijo E. L. Revol: “ (,,,) El poeta Sosa López convierte la poesía en una navaja infalible de la crítica. El crítico Sosa López revela la poesía esencial en cada uno de los grandes maestros que le ocupan. El saber crítico resplandece líricamente en estos poemas tan exactos, tan poderosos, animados por una fuerza ancestral y profética. (…)”

Puede leerse en la contratapa de ISLA CERCADA este fragmento del autor: Se dice que una poesía es verdadera, en el alto sentido de la palabra, cuando refleja la autenticidad de la vida, y que una vida está lograda cuando por su intensidad alcanza los tonos de la poesía. Autenticidad e intensidad son grados de la más plena realización estética y humana.

TRES POEMAS:

ELEGÍA HACIA EL SUR
(A Hart Crane)

GRITOS DE GAVIOTAS SOBRE LAS ISLAS
hacia el sur,
y la bruma que el aire empuja
como un promontorio,
entre aguas que se estrechan o desfondan
formando anillos de arrebatos insomnes,
o fantasmales trapos húmedos
de vientos que cabalgan en la oscuridad
junto al cloquear de los embarcaderos,
dan un duro reposo a la noche
que cae sobre tus hombros.

Pero un día nuevo viene hasta tu mano
alzando rojas cabezas sobre el horizonte,
entre grúas o vigas lanzadas contra el cielo,
mientras hace girar la llave o se refleja
en un jarrón de azuladas burbujas,
luz que desciende a los abandonados
y ojos de hojalata de mujeres vacías.

Y muerto en la terrible posesión de la hora,
su cuerpo otra vez reciben las aguas,
y vuelve a nuestros labios para pronunciar
todo el amor que entretejen las sombras.

Lentos amaneceres que la luz distancia
o finge al caer como una antigua imagen
de negros canturreando a la orilla,
multitudes que habitan en su corazón
o cargamentos que lleva el río
en noches túrbidas,
ululando al partir o resonando aún
en su cráneo que yace bajo el mar.

De ISLA CERCADA (1969. Buenos Aires: Editorial Losada, S. A.)

FIGÓN DE ARLES

SOLÍA DEJAR DE PRONTO SUS PINCELES
van Gogh
y ramos de gladiolos
se consumían en sus ojos,
para luego subir lentamente
el camino
y llegar a un figón de Arles
donde muero.

Atropellaba sillas y mesas
y un odio de fuego
transportaba al cielo la escena;
se veía que llevaba a Dios
como una amante
pegada al cuerpo.

Todo poder era posible en él.

Absorto miraba las astillas resecas
de muebles que retornan
rígidos
a su azufre,
mucho más rápido que tú
en quedarse así,
en la absoluta quietud
del desamparo.

Y sentía desgranarse
como un pan vivo la luz,
pero más poderoso era, por cierto,
para él
lo que el trazo del pintor
con terror oculta,
interiores de cartón y ventanas
de insomnio
donde no hay salida.

De MASCARAS (1972. Buenos Aires: Editorial Losada S. A.)

TODA HISTORIA

TODA HISTORIA ES UNIVERSAL
aunque deploro que así sea.

Pap entró como un relámpago
y alumbró las visiones del más allá.
Cambió todo.
Con él se vino abajo
la sermocinanda
del Juicio Final.

Nuestra cañada atravesaba N. Y.,
ciudad trascendida como una batalla.

Y vi un escarabajo sobre el mantel
y mami gritó.
Lipoleum gritóovarrhounewnskawntown
y todos los muertos de pie
gritaron en Beresina.
¿Mi barrio? Jabberwocky.
o mejor, Urgothlande.
Me paseo por Kaufbeuren (Allgäu)
y vivo a trasmano en Noruega.

Oh incestuosa muerte
con la que cohabito.

Calles de anticlima
rinevropnis,
enem igoci eloes mer ilad oy
pocorzodofibanal.

De MASCARAS (1972. Buenos Aires: Editorial Losada S. A.)


1 comentario:

  1. ¡Excelente! es uno de los más grandes autores de prosa y poesía de la Argentina...
    ¡Gracias por tan notable selección!

    Eugenio Gonzaga

    ResponderEliminar